23 de octubre de 2015

5 consejos básicos para cambiar la alimentación I

después de mucho, mucho, mucho tiempo sin publicar nada, con el blog totalmente abandonado, aunque con muchas ideas y recetas nuevas para contaros, vuelvo!!!!

a partir de ahora quiero añadir entradas en el blog dándoos consejos para avanzar en el cambio de alimentación, a quien le interese, claro.

así que de eso va esta entrada de hoy. Cuáles son los 5 pasos básicos que debemos introducir en nuestra dieta para cambiar la alimentación. 

1. Adiós azúcar. El azúcar desmineraliza, acidifica el organismo y no tiene ningún tipo de nutriente. Empieza por el azúcar blanca si te cuesta olvidarte del dulce y pásate al azúcar de coco. Más adelante lo sustituyes por sirope de cereales. ¡¡¡OJO!!!, no te olvides de revisar las etiquetas de los productos que compres porque casi todo lleva azúcar y en cantidades intolerantes.

2. Adiós lácteos. La leche crea mucosidad, acidifica e inflama nuestro organismos. Empieza por sustiutir la leche por leche vegetales, son sabrosas, hay mucha variedad y nos aportan gran cantidad de nutrientes. Si eres consumidor de yogures y quesos, sustituye los quesos pasteurizados por los de leche cruda y si son de cabra, mejor. Y si puedes hacer tu los yogures o conseguirlos de producción ecológica, mejor. Más adelante elimínalos de tu dieta.

3. Cereales integrales. Sustituye los cereales que consumas por cereales integrales que son fuente importante de fibra y vitaminas y están menos manipulados por la industria, Una vez cocinados no notarás la diferencia de sabor y en cuanto te acostumbres notarás que son más sabrosos que los blancos.

4. Aumenta el consumo de legumbres. Son una gran fuente de proteínas y hay una gran variedad  que podemos consumir. Es un producto muy presente en la cocina española, en la cocina de nuestras abuelas. Si las consumes acompañadas de verdura, mucho mejor.

5. Adiós carne. He dejado este punto para el final porque es lo que más le para a la mayoría de la gente, por lo tanto hazlo de una manera progresiva, empieza con las carnes rojas y reduciendo los días de consumo y, poco a poco, ves avanzando y añadiendo otro tipo de carnes.

 a estos puntos tengo que añadir algo tan tan básico y que todos ya sabéis: AUMENTA EL CONSUMO DE FRUTAS Y VERDURAS.

NOTA: los cambios para que sean efectivos y se queden como hábitos deben hacerse muy despacio y poco a poco, sin obsesionarse y comprobando en nuestro propio cuerpo los efectos de los cambios.

NOTA: se que algunos puristas me criticarán por algunas de las cosas que digo y por el orden que he elegido, pero personalmente creo que es un método que funciona. 

si alguien se anima que me vaya contando.......

No hay comentarios :

Publicar un comentario

puedes contarme qué te parece y, desde luego, me puedes enviar fotos si haces mis recetas.